The Whale: la potencia de una historia bien contada  

Aspectismo: la discriminación corporal en el trabajo.
El Colapso: agárrate que vienen curvas.

Esta película ha llamado la atención de la crítica por una interpretación magistral del casi desaparecido Brendan Fraser que sorprende con este inesperado drama.

Charlie, un profesor de inglés con obesidad mórbida que da sus clases online, se mantiene aislado del mundo en su apartamento con la única compañía de su amiga y enfermera Liz. Con el empeoramiento de su salud decide intentar reconectar con su hija Ellie, que no le soporta, mientras se tortura por la muerte de un antiguo amor.

El realismo en el tratamiento de la historia se transpira en el estilo visual crudo y oscuro de la película, las emociones de Charlie o la percepción que Ellie tiene de él. La historia se desarrolla entre las visitas de un misionero, Thomas, que trata de convencerle para unirse a la iglesia tratando de salvar su alma. Las interacciones que se dan entre los personajes van descubriendo sus historias personales mientras Charlie asume un destino que siente inamovible, tratando de dejar un poco de luz en el mundo.

The Whale ha demostrado una lección de buena cinematografía con una inversión exigua para los estándares americanos con solo 3 millones de dólares en costes de producción. Su recaudación ha llegado a los 54 millones de dólares augurando futuros proyectos con Fraser cómo protagonista en esta faceta poco explorada del actor.

Los diálogos están bien trabajados y los personajes presentan sus conflictos de forma creíble, dejándonos frases para la reflexión “¿Alguna vez has tenido la sensación de que la gente es incapaz de no preocuparse? La gente es asombrosa.”

Previous post Lumpen – 6 de diciembre de 2023
Next post Lumpen – 20 de diciembre de 2023
Close